domingo, 18 de abril de 2010

El día que me inventé unas crèpes

¡Hola a todos!
Como advertí en la introducción que haría, hoy toca relataros mis aventurillas de "sibarita".

Estaba acabándose la tarde tras unas buenas 4 horillas o así de estudio y ya iba adentrándose en mi interior esa sensación de hambre inminente. Así pues tras un rato de debate, búsqueda, amagos, giros, pendientes y rectas muy largas por el callejero de recetas que es Google, me decidí por unas crèpes a las que decidí hacerles algunos cambios (En conjunto con mi mejor colaboradora [Prefiere seguir en el anonimato =P], de echo, lo divertido fue ir haciendo con 2000 km de distancia de por medio la misma receta).

Así pues tras llenar de harina toda la cocina y no tener ni idea de que hacer, me decidí por un toque de canela y bastante azúcar para diferenciarla (En un primer momento la idea era hacer esta receta http://www.directoalpaladar.com/postres/crepes-normanda-receta , pero no había manzanas, de ahí los cambios).

En definitiva, batir no tiene ciencia y freír con poquita aceite tampoco, aunque, como me avisaron puntualmente, mejor adicionar aceite entre crèpe y crèpe.

Al final, pues una cena más que aceptable. Con un toquecito de miel de caña quedó estupendísima. Así que, majos, ¡a cocinar!

Me despido por hoy. Un saludo

1 comentarios:

Dani dijo...

Crèpes no sé, pero los brownies te quedan de muerte. xD

Publicar un comentario